Desde hace un par de años hemos visto surgir varias empresas en España dedicadas al alquiler de equipo fotográfico. El concepto no es nuevo, se lleva haciendo toda la vida, aunque siempre lo había visto más relacionado con equipamiento muy caro: cinematográfico, iluminación de alto rendimiento, etc…

Ahora resulta normal la existencia de sitios web especializados en el alquiler de cuerpos y objetivos a precios razonables para el usuario avanzado/profesional.

Tengo amigos que utilizan estos sitios para hacerse con un segundo cuerpo el día de un evento importante (muy utilizado para bodas), cuando necesitan hacer un trabajo “especial” donde su equipo del día a día no llega (necesidad de trabajar a ISOs altos o fotografía submarina por ejemplo) y para la prueba de determinados objetivos antes de comprarlos.
A veces las necesidades de equipo son tan específicas de un determinado trabajo que no les merece la pena su compra, y sí el alquilar las horas/días que lo van a necesitar.

Sin embargo veo en muchos de estos sitios que se descuida el cliente internacional (aquel que viene de vista a España y no trae su equipo consigo).

Me lo comentaba hace poco un amigo americano (en USA es muy común el alquiler de equipo fotográfico) que estaba pasando unos días en Barcelona. En su viaje a España no lograba localizar lo que quería y tuvo que utilizarme como contacto local.

Son muchas las razones que pueden hacer que sea mucho más útil y conveniente alquilar nuestro equipo en el destino. Entre ellas podemos destacar:

  • Se viaja más ligero sin tener que cargar con todo el equipo.
  • Evitamos problemas de equipaje de mano, o de tener que facturar el equipo (con el riesgo que conlleva) debido a las restricciones de las compañías aéreas.
  • No evitamos problemas de aduanas.
  • Podemos seleccionar un equipo fotográfico más adecuado a nuestro trabajo o necesidades de destino.
  • Nos protegemos mejor ante daños, pérdidas, robos, etc. utilizando los seguros de alquiler.

Quizás aquí en España no estamos tan acostumbrados a este concepto de alquiler en el destino.

Es algo que veo cada vez más y más en foros extranjeros. Una oportunidad para las empresas locales de hacerse con este tipo de cliente. Y una oportunidad para nosotros, para que planifiquemos nuestros viajes de otra forma.

¿Has pensado lo cómodo que puede resultar para tu próximo viaje o vacaciones?