Ya no queda nada, sólo unas horas y estaremos en el 2012. No sé si realmente se terminará el mundo … pero los relojes se van a alineando …