Tutoriales

Curso de Fotografía II. Formatos RAW vs JPG

Como comentamos en nuestra primera entrega seguimos este curso con la idea de convertirte en un buen fotógrafo de la manera más rápida posible.

Ya tenemos en nuestras manos nuestra cámara réflex digital. Antes de tomar cualquier foto debemos ir seleccionando una serie de parámetros.

Debemos tomarnos esto como el piloto de un avión, que antes de despegar realiza un “chequeo” de la situación. Lo mismo tenemos que hacer nosotros. Algunos de los parámetros que utilicemos serán generales y tendremos que hacerlos siempre, otros dependerán del tipo de fotografía que vamos a hacer, algunos variarán de toma a toma, etc. No te asustes, en poco tiempo lo harás de forma automática.

SELECCION DE FORMATO DE FICHERO

Lo primero que tenemos que decir a nuestra cámara es en qué formato se grabarán las fotos que tomemos. La mayoría de las cámaras tienen como posibilidad:

  • JPG (con varios tamaños para elegir)
  • RAW
  • RAW+JPG

Empecemos por el RAW. RAW es el negativo digital, es la captura “en bruto” de toda la información que llega al sensor de la cámara. Tal cual como la cámara toma los datos los graba en este fichero.

Como es un negativo, tendremos que revelarlo. Y para ello empleamos programas como Photoshop, Gimp u otros.

¿Eso quiere decir que no podemos ver las fotos que hagamos en RAW hasta que no las pasemos por Photoshop? No, existen visores que te dejan ver esas fotos, pero aparecerán faltas de color, con poca saturación, bajo contraste … bastante planas. Eso es así ya que es el fotógrafo el que debe procesarlas para sacar lo mejor de ellas.

Es la forma de conseguir la mejor calidad y foto posible de nuestra cámara. Y no es algo que admita discusión. Si un amigo te dice que sus fotos las hace en JPG mejor que en RAW es que no sabe de lo que está hablando.

El secreto es aprender a procesar las fotos, convertir ese RAW en una verdadera foto. Pero eso es tema de Photoshop que veremos más adelante.

Si elegimos JPG lo que estaremos es diciéndole a la cámara que revele por nosotros. Esto es muy importante saberlo: la cámara siempre dispara en RAW; pero luego puede hacer dos cosas. Dejar esa foto en RAW si nosotros hemos elegido RAW o procesarla ella y convertirla a un fichero con formato JPG.

¿Y qué significa que procesa ella? Significa que la cámara aplica al RAW una serie de procesos: corrección de color, saturación, enfoque, etc…. según lo que ha programado el fabricante de la cámara correspondiente. Hay cámaras que hacen mejor ese proceso que otras. Sobre todo las compactas, suelen dar mucha saturación (para que nos entendamos, colorido), enfoque, contraste … y hacen las fotos muy luminosas y muy vivas.

Por eso hay mucha gente que se tira de los pelos cuando con su cámara de 2000 euros hace unas fotos peores que con la compacta de 200. La de 2000 euros está preparada para hacer tomas en RAW, y merece la pena, ya lo veremos.

¿Qué tiene de malo hacer las fotos en JPG? De primera que pierdes toda creatividad y la cámara no siempre revela una foto como debiera. Hacer un revelado “general” no viene bien a todas las fotos.

¿Qué tiene de bueno? Pues si haces 5000 fotos no tienes que pasarlas todas por el Photoshop para hacer un primer revelado. Ya las tienes.

De todas formas podemos seguir procesando las fotos JPG con el Photoshop, sólo que hay cosas que no podremos hacer ya que no tendremos el original de la foto (el RAW correspondiente). Ya lo veremos.

¿Pero cuál es el principal problema del JPG? Que es un formato comprimido con perdida (y eso afecta mucho a la calidad). Si un fichero RAW ocupa 10 megas, el equivalente JPG puede que ocupe 800 Kb. ¿dónde se va lo que falta? Se pierde. Así comprenderás porqué preferimos un RAW.

De todas formas hay que ser un poco realista. Un fotoperiodista disparando rápido en un evento político, teniendo que mandar las fotos a redacción “a toda leche”, y que luego va a salir impresa en Blanco y Negro en un periódico, puede perfectamente disparar en JPG. Igual tú en tu casa para fotos que vas a ver sólo en monitor, no las vas a ampliar o imprimir en tamaños grandes.

Pero si quieres hacer algo serio, como las fotos que ves en las revistas o en los carteles publicitarios necesitarás trabajar en RAW.

¿Que hacemos entonces? Pues selecciona JPG por ahora, ya que vamos a ver lo relacionado con la cámara y el proceso de RAW lo dejaremos para más adelante. Pero recuerda que será sólo temporal. Eso sí, selecciona el JPG más grande que te permita la cámara.

¿Y lo de RAW+JPG? Es algo que tienen algunas cámara y que te permite de una tacada sacar la misma foto en los dos formato y así tienes para elegir. Una tontería que sólo gasta memoria.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

11 Comments

  • Reply Jexweber 20 mayo 2009 at 17:27

    Claro y conciso, interesante articulo que saca de muchas dudas.

    Gracias.

  • Reply monica 30 marzo 2010 at 22:51

    muy interesante tu blog lo estoy siguiendo atentamente, saludos

  • Reply Ricardo Vergara 16 mayo 2010 at 5:57

    Buen árticulo. Gracias por tomarte el tiempo de compartir tu conocimiento.

    Saludos.

  • Reply fotografia cursos 29 julio 2010 at 14:59

    Julio, gracias por tu iluminada aclaración, jejje, de los formatos RAW y JPG. Yo siempre he tomado fotos en JPG (bueno, algunas veces tomé en RAW, sin saber qué cochimbres era eso); y como tú dices: Las fotos de carteles publicitarios, revistas de gran formato, pendones especiales, ya lo sé, se deben hacer en RAW. Ya entendí que este formato exige mucho Photoshop… ¿es posible que se pueda encontrar en este programa algún menú dedicado al manejo de las imágenes RAW? No tengo ni la menor idea. Gracias de nuevo por este post.

  • Reply julio 29 julio 2010 at 18:59

    Con Photoshop claro que puedes “revelar” ficheros RAW. Cuando abres cualquier de ellos se te activará un programa llamado Adobe Camera Raw que te permitirá su proceso.

    Justo ahora estoy con unos screencast que voy a publicar en las próximas semanas y a ver si así queda todo “más claro”.

    Saludos.

  • Reply Nicolas 14 agosto 2010 at 21:49

    Gracias por la info!

  • Reply karen 30 septiembre 2010 at 20:43

    me gusta! estoy siguiendo todos tus conocimientos.
    gracias

  • Reply JOSE LUIS 16 junio 2011 at 12:47

    No había leído una explicación tan clara como esta.
    Muchas gracias

    • Reply julio 16 junio 2011 at 18:54

      Gracias José Luis.

      Qué bueno tenerte por aquí !!

  • Reply Ariel 17 agosto 2012 at 15:52

    Muy buen articulo Julio pero no me parece una “tontería” el hecho de poder hacer fotos en JPG y RAW simultáneamente (algo que cada vez más cámaras incorporan), ya que muchas veces el proceso de “revelado” insume mucho tiempo y no todas las fotos valen la pena. Esto es claro en las fotos de viajes donde se hacen enorme cantidad de tomas y solo algunas pocas dan para hacerles Photoshop. Además las memorias son cada vez mas grandes…
    Muchas gracias.

  • Reply Julio Mateos 17 agosto 2012 at 23:34

    Hola Ariel.

    El artículo se escribió en Octubre del 2007, así que ya han pasado unos cuantos añitos y tengo que darte la razón. En aquella época las memorias no eran tan grandes como ahora … aunque los Raws de hoy en día tienen tamaños “estratosféricos”.

    Yo no “disparo” en Raw+Jpg, pero dado que el histograma que visualizas está basado, generalmente, en la imagen JPG procesada por la propia cámara … pues puede tener sentido. Tampoco las cámaras “pierden” tanto tiempo en la doble grabación.

    Un saludo,
    Julio.

  • Leave a Reply