Browsing Tag

fotógrafo

Tutoriales

5 claves sencillas para ser mejor fotógrafo

Estas son 5 claves sencillas que considero imprescindibles para mejorar como fotógrafo, y por tanto, para que mejoren tus fotografías.

1. Deja de aprender y sal a practicar
Es normal que leas blogs de fotografía, libros, cursos, etc … pero si no practicas la teoría no sirve de mucho. Y en el caso de la fotografía no puede haber nada más cierto.
Te dejo sólo que leas el manual de la cámara (hay que saber para qué sirve cada botón), pero nada más. Con unos pequeños conocimientos básicos  que seguro ya conoces de sobra … es el momento de hacer fotos.
No te quedes en la “parálisis por el análisis”. Algo que ocurre muy a menudo en otros ámbitos de la vida. Piensa en aprender un idioma. Por mucho curso, libro o diálogo interior que tengas no vas a aprender realmente hasta que te vayas a un entorno extranjero no controlado y te tires de cabeza.

2. Conoce tu equipo
Expresión que seguramente habrás oído muchas veces a Zack Arias.
Si no sabes lo que tienes (y no significa sólo que te hayas leído el manual) no sabrás lo que puedes o no puedes hacer con él. Deja de comprar objetivos, flashes y otros “cachivaches” y empieza a utilizar lo que ya tienes.


¿De verdad que necesitas comprar ese difusor de flash si ni siquiera sabes utilizar el flash en modo manual y conoces la ley inversa del cuadrado? ¿Sabes que ese flash que disparas siempre en los partidos de fútbol no llega a iluminar el campo?¿para qué lo disparas?

3. El fondo es importante
Seguro que siempre has oído que lo importante en fotografía es el sujeto, el tema que retratas.
Siento decirte que pocas veces vas a encontrar a ese sujeto/temática de forma aislada. Suele estar en un contexto y es importante que lo “aísles” del fondo.
No pienses sólo en controlar la apertura para desenfocar un fondo (a veces en el fondo desenfocado aparecen cosas que no deberían estar allí, como determinados colores que rompen la escena).
Así que la próxima vez que vaya a hacer una foto, fíjate primero en el fondo y piensa si es eso lo que quieres que se vea “detrás de tu foto”.

4. Acércate al objeto de la toma y/o dispara desde el ángulo apropiado
Igualmente recordarás esa frase de “cuando crees que estás lo suficientemente cerca … es que no estás lo suficientemente cerca”.
El objeto/sujeto de tu fotografía debe destacar. Y eso se hace acercándose lo suficiente (y/o poniéndolo en el contexto adecuado con el fondo). Si quieres la foto de una flor … acércate a la flor. No hagas la foto desde la esquina de enfrente.


Y totalmente prohibido hacer las fotos desde tu altura y/o ángulo de 45 grados (apuntando para abajo). Las fotos se hace a ras de suelo, desde lo alto, desde la esquina, desde cualquier lado que no sea la altura de tus ojos.

5. Si no sabes procesar fotos, utiliza filtros fotográficos
Cada vez veo más opiniones enfrentadas al uso de filtros o al empleo de aplicaciones como Instagram.
Qué sí, que cada vez las fotos se parecen más, y que el estilo vintage con bordes lo llena todo; pero cuando vemos una foto procesada … nos parece mejor foto.
Seguro que te habrás fijado en los programas de TV o cine, en el grano de la película. Cuando vemos algo rodado con una cámara “amateur” con decorados de cartón piedra … se nota mucho. Percibimos más calidad cuando vemos esa película o serie con textura cinematográfica.
Lo mismo pasa con las fotos. Si quieres que destaquen aprende a procesar. Y si no sabes … utiliza filtros.

Ahora que comienza el año con nuevos propósitos, ¿qué mejor momento para poner estas claves en práctica?

General, Opinión

Demanda millonaria contra fotógrafo

Esta semana hemos sabido de la demanda multimillonaria a la que se enfrenta el fotógrafo Jason Lee Parry.

Realmente la situación es poco comprensible, y se acerca a los casos “extremos” y “absurdos” a los que nos tienen acostumbrados en Estados Unidos.

La historia muy resumida es esta:

  • Una revista (Qvest Magazine) decide hacer una sesión de fotos para la promoción de prendas de las marcas de moda Brandy and Melville, Blood Is The New Black y Urban Outfitters.
  • Tanto las revistas, como las marcas de moda, no son muy conocidas; así que contratan los servicios de un fotógrafo relativamente novato (lleva unos 3 años en el mercado) que desea abrirse camino en el mundo publicitario.
  • Buscan una imagen joven y fresca. Se les ocurre utilizar a una modelo menor de edad (15 años en el momento de las fotos) para hacer unas imágenes impactantes.
  • Los padres acuden con la hija a la sesión y todo transcurre en su presencia.

Hasta aquí todo parece normal.

Sin embargo los padres se han replanteado la sesión de su hija y han presentado una demanda contra el fotógrafo y las marcas comerciales de 28 millones de dólares.

En base a:

  • Que no hay nada firmado, que no hay model release (autorización de modelo), ni tenían autorización para hacer fotos a su hija (menos mal que estaban presentes).
  • Poses sugestivas, sexys y provocativas para una menor de edad. Así como cierta “ligereza” de ropa.
  • La conducción de una motocicleta (donde se subió la modelo para hacer las fotos) sin casco.
  • Una Budweiser en la mano.

Las cosas no están muy claras. El fotógrafo pensaba que estaba haciendo unas pruebas, pensaba que la editorial ya tenía la model release; los padres no sabían del uso comercial de las fotografías y las leyes en California son tan estrictas que lo de la cerveza y el casco con delitos.

Los documentos de los abogados y la corte judicial están disponibles para una lectura pausada (en inglés).

Moraleja: no te olvides de la model release, cuidadito con fotografíar menores de edad … y más cuidadito si lo haces en USA.

Fotógrafos, Opinión

¿Qué historia sigue a una fotografía?

Hace unos meses, durante Fotogenio 2010, tuve la oportunidad de conocer personalmente a Walter Astrada (World Press Photo 2007, 2009 y 2010). Fotoperiodista … se ha jugado la vida en muchos conflictos y situaciones, de los que resultan magníficas fotografías a las que no todos podemos llegar.

Su trabajo es impresionante, pero para ilustrar lo que quiero comentar me quedo con este:

Tomada durante la violencia que asoló Kenya, nos muestra la verdadera cara del terror e impotencia que siente un niño ante lo que “parece” una agresión o un intento de entrar en su casa.

La foto me impactó. Todavía lo hace incluso ahora que conozco su historia.

Me recordó, y la forma en la que se organiza el cerebro para buscar similitudes es inexplicable, a la fotografía de Kevin Carter de una niña a punto de ser comida por los buitres:

Para mí son fotos, que más allá de la dureza del momento que captura, me llenan de sentimiento de impotencia. De saber de si yo hubiese estado allí … habría actuado … habría hecho algo. Son fotos que también invitan a saber más, a querer saber qué pasó.

De la historia de Kevin Carter sabemos mucho. La fotografía fue tomada en Sudán y publicada en el New York Times el 26 de Marzo de 1993. Hay historias que cuentan que Carter esperó a tener una toma totalmente desgarradora. Que esperó a que el buitre abriese sus alas. Se le culpó de no ayudar a la niña, ni de denunciar verdaderamente la hambruna de Sudán.

Un compañero de Carter, Joao Silva, comentó que Carter esperaba a que la niña defecara (era lo que el buitre realmente quería comerse) y que para nada peligraba la situación de la niña. Walter Astrada, que poseía información de primera mano (precisamente le interrogué por esta fotografía) me comentó que los padres de la niña estaban a su lado, sólo que no se veían en el encuadre.

Lo cierto es que Kevin Carter se suicidó en Julio de 1994 (poco tiempo después de recoger el premio Pulitzer). Dejó una nota con el siguiente mensaje: “Ante todo, he de decir que lo siento, lo siento mucho, he llegado a un punto en el que el dolor de la vida supera con creces a las alegrías en el que la dicha ya no existe. Me persiguen los recuerdos de las masacres y los cuerpos…

¿Qué pasó realmente con esa niña? Parece que está claro que no le pasó nada en el momento de la foto. Hoy aparecía en el Mundo el siguiente artículo: Kong Nyong, el niño que sobrevivió al buitre. Ahora sabemos que no era niña, sino niño; que sobrevivió a aquel día y que murió hace 4 años. Aquí el padre nos muestra la famosa foto, sin saber lo famoso que era su hijo:

En el caso de la foto de Walter me comentó que una serie de policías estaban buscando algo en un suburbio de Kenya. Entraban casa por casa y llegaron a esta casa donde estaba el niño sólo. Sus familiares estaban trabajando y él se había quedado al cuidado de la casa.

No pasó nada, la policía al ver que estaba sólo le dejó en paz y continuó su búsqueda. Walter se quedó con el niño, lo arropó y esperó a su familia. Incluso varios días después siguió interesándose por su estado.

¡Qué historia tiene una fotografía! La que nosotros queremos interpretar … y su verdadera historia detrás.