Opinión

¿Cantidad o calidad?

Una de las ventajas que nos ha traído la fotografía digital es que, al no depender de carretes, podemos “disparar” sin preocuparnos por los costes de revelado. ¿Seguro?

El otro día me preguntaba un amigo sobre la media de fotografías que podía tomar en una sesión. No sabía darle una respuesta precisa. No es lo mismo las fotos que necesitas para cubrir un book, una boda o un evento. Lo que sí podía responder es que “menos que antes“. Y no me refiero a menos que en la época de los carretes, sino a menos que cuando comencé en digital; y mucho menos según va pasando el tiempo.

Creo que tenemos mal definido lo que consideramos costes de revelado. La mayoría sólo ve en estos costes el precio de revelado de los carretes que teníamos en los viejos tiempos. A mi me gusta incorporar hoy en día el tiempo de postproceso. Y en ese tiempo de postproceso, donde no tenemos necesariamente que procesar todos las fotos, incluyo los tiempos de carga, backup, visualización y selección.

¿Cuántos de vosotros regresáis de una sesión cargados de tarjetas, con 20,40 o 60 Gb de datos?¿Cuánto tiempo tardáis en volcar esa información a vuestro ordenador? Realmente es mucho, mucho tiempo. ¿Y en visualizar y seleccionar las fotos que luego formarán parte de vuestro flujo final de trabajo?¿Realmente se obtiene más calidad?¿Calidad por la cantidad?

En mi caso particular hace tiempo que me di cuenta de que no por hacer más fotos obtenía más calidad.

No niego que en determinadas circunstancias y trabajos lo mejor sea activar el disparo secuencial. Hay momentos en los que el disparo a ráfaga es nuestra única salvación.
Pero la mayoría de las veces recuerda que cuantas menos fotos hagas, más selectivo tendrás que ser con las tomas, y menos tiempo perderás después en seleccionar una foto de entre 30 que son iguales pero con pequeños grados de inclinación.

Mejor pierde el tiempo en hacer buenas fotos y no caigas en la trampa de la calidad por la cantidad.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply @jaimeluanco 10 octubre 2011 at 0:06

    Pues es cierto lo que comentas, cuanto más sabemos menos fotos necesitamos disparar. Es cierto que hay oportunidades en las que hay que disparar mucho, como en un grupo de gente para sacarlos todos con los ojos abiertos, por ejemplo, más vale tirar varias fotos, pero también vamos aprendiendo cuando son esos momentos. El resto solo nos sirve para perder tiempo y llenar discos con “basura digital”.

  • Reply Bitacoras.com 10 octubre 2011 at 0:42

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Una de las ventajas que nos ha traído la fotografía digital es que, al no depender de carretes, podemos “disparar” sin preocuparnos por los costes de revelado. ¿Seguro? El otro día me preguntaba un amigo sobre la medi……

  • Reply Mariano Garrido 10 octubre 2011 at 15:49

    Totalmente de acuerdo contigo Julio.

  • Reply Miquel González 20 noviembre 2011 at 1:03

    Buenas noches Julio:

    En este, m primer aporte a tu blog, quiero empezar coincidiendo con la visión general de tu escrito, pero también me gustaría aportar algunas reflexiones.
    Es verdad que, a medida que un profesional va aprendiendo más técnicamente de su trabajo (y no tan solo en fotografía, yo creo que en cualquier profesión), cada vez va necesitando menos lo que me atrevería a llamar “ensayo-error”. Pero eso, en principio, solo serviría para lo que podríamos llamar “hacer el trabajo, y hacerlo bien”.
    Después de eso viene lo que yo llamo “propinas”, que es cuando de verdad empieza el tiempo de disfrutar.
    No estoy queriendo decir que cuando uno cumple con un trabajo, que además le apasiona, no esté disfrutando. Diría más bien que, precisamente cuando el trabajo está hecho, y está bien hecho, la mente se relaja, pero mateniendo todavía alta la concentración y despierta la atención, empieza a “ver” cosas, situaciones, momentos que forman parte más del placer que de la obligación.
    Que no nos falten nunca esas fotos… quizá se perderían muchas obras de arte.

    Un abrazo.

    • Reply julio 22 noviembre 2011 at 19:33

      Gracias por el comentario Miguel.

      No digo que dejemos escapar esos momentos. Sólo que hay veces que algunos fotógrafos parecen cámaras de video.
      😉

      Aunque estoy contigo, es importante no perderse esos instantes.

    Leave a Reply